Nosotros

¿Viajar sin ruta?

Jordi y Maria un par de ‘urbanitas’ que quieren escribir cosas mientras se van por estos mundos de dios con la casa a cuestas, perfume ‘eau du Relec’ y las zapatillas de montaña de los domingos.

Viajar sin ruta narra las aventuras y desventuras de una pareja catalana que el pasado 17 de Octubre de 2017 decidieron emprender un viaje de 365 días seguidos.

Nos hemos ido a dar una vuelta. A dormir en autobuses, a jugar a ser Indiana Jones y a comer arroz de desayuno. Nos hemos ido a viajar y a dejar vivir. A poner un ojo curioso y respetuoso por algún paisaje escondido entre los 510.072.000 km² maravillosos que tiene la Tierra.

De dónde venimos y a dónde nos dirigimos

Viajamos sin ruta establecida, pero tampoco con una venda en los ojos. Nuestro viaje ha comenzado en India y los próximos destinos son Nepal y Sri Lanka. En Nepal recorreremos el país y sus montañas durante un mes. Luego volveremos a India por el norte, rozando los Himalayas. Seguiremos deambulando por tierras Indias hasta llegar a la isla de Sri Lanka. Aquí terminará nuestra primera etapa de viaje, ¿Dónde deberíamos ir luego? Vietnam, Indonesia, Myanmar… ¡Qué difícil elegir y qué mágico poder hacerlo!

Viajar sin ruta, el blog

Escribiremos lo que veamos en India, lo que sentimos en Nepal, lo que nos fascina de Sri Lanka y sobretodo, comentaros rutas que nos han fastidiado y que más tarde uno se ríe al recordar. ¡Y es que no hay nada más sano que reírse de los tropiezos de uno mismo! (Excepto cuando se pierde dinero, nadie se ríe cuando se pierde dinero).

Los países que nos hemos propuesto recorrer en la primera etapa del viaje pertenecen al continente asiático.  Ambos tenemos una particular atracción por Asia, su misticismo, su cultura su gente, la cocina… y por eso mismo, hemos venido a saciarla. Lo bonito de viajar sin ruta y sin billete de vuelta es la libertad de decidir. Dejarnos llevar por las buenas y no tan buenas sensaciones que nos transmiten los diferentes ciudades, pueblos y lugares.  No hacemos la cuenta atrás de los días pero si el budget, no somos viajeros low-cost, pero queremos economizar. El objetivo es viajar sin ruta, conocer mundo y vivir el viaje al máximo.